2 de mayo de 2008

Saqués: El pantano acabado, el pueblo abandonado...

... y las casas todavía en pie.

A finales de 1.969, los vecinos de Saqués son obligados a abandonar el pueblo por la construcción del embalse de Búbal. El agua sumergió una casa, el hotel Valle de Tena, la finca Artosa y algunas construcciones agrícolas y ganaderas, además de las tierras colindantes. Fuera del pantano quedan 8 casas y la Iglesia.

En 1.989 la Confederación hidrografica del Ebro deniega a los vecinos las solicitudes de reversión y, ese mismo año, cede el casco urbano de Saques a la Cruz Roja. Esta entidad ejecuta algunas obras de rehabilitación en la Iglesia, la casa de Herrero y comienza la construcción de un albergue en la casa de Judas y Blango.

En los últimos años, las acciones legales ante la Confederación Hidrográfica del Ebro por parte de la Asociación de Antiguos Vecinos del Pueblo de Saqués han dado sus frutos, consiguiendo por fin la devolución de estas casas a sus antiguos propietarios.

Desde la web de la Asociación podemos conocer los pormenores de la historia de este pueblo, sus gentes y sus casas, el embalse que marcó sus vidas para siemre y, sobre todo, su futuro: El proyecto de reconstrucción integral del casco urbano, que incluye no sólo la rehabilitación, sino también la construcción de nuevas edificaciones, respetuosas con el entorno y con la arquitectura tradicional pirenaica.

El próximo sábado, en el marco de las fiestas pequeñas del pueblo de Piedrafita de Jaca, próximo a Saqués, está prevista la presentación de esta web, así como la proyección de un cortometraje, grabado en 7 milímetros en el año 1.969, con imágenes inéditas que reflejan los últimos instantes de Saqués: la última misa, un partido de fútbol y el llenado del pantano. Paisajes de ensueño que se van quedando definitivamente bajo las aguas.

Enlaces:
Fuente: