29 de enero de 2008

Protección de Datos y políticas de privacidad

Ayer se celebró el Día Europeo de la Protección de Datos, una jornada promovida por el Consejo, la Comisión Europa y todas las autoridades de protección de datos de los países miembros de la UE, con el fin de impulsar el conocimiento entre los ciudadanos europeos de cuáles son sus derechos y responsabilidades en esta materia y familiarizarse con un aspecto normativo que, a pesar de no ser muy conocido, está presente en muchas facetas de nuestra vida diaria.

En España, contamos con la Agencia de Protección de Datos, que se rige en su funcionamiento por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal.

Aunque el desconocimiento de esta ley todavía es grande, tanto por las empresas que deben cumplirla, como por los ciudadanos que tienen unos derechos que los protegen, la agencia española recibió el año pasado alrededor de 900 demandas de tutela, casi el doble que en 2006, un dato que evidencia una concienciación, cada vez mayor, de los ciudadanos sobre este aspecto legal.

La mayoría de demandas están relacionadas con el derecho de los ciudadanos a conocer la información personal que obra en poder de entidades públicas y eliminar, corregir los datos inexactos o irreales. Los sectores tradicionalmente afectados son la banca y las telecomunicaciones, básicamente por la inclusión indebida en ficheros de morosos y la obtención fraudulenta de información personal para contrataciones.

La publicidad es otra fuente de quejas ciudadanas, la mayoría relacionadas con llamadas telefónicas a móviles sin el conocimiento del usuario o los spam a través del correo electrónico.

Sin embargo, el uso de las nuevas tecnologías e Internet ha abierto un nuevo ámbito de quejas y denuncias en la Agencia Española de Protección de Datos. El año pasado, este órgano recibió las primeras reclamaciones por parte de españoles que vieron vulnerados sus derechos por la inserción de imágenes en el popular portal YouTube, o el intercambio de archivos P2P. Recientemente, una sentencia ha obligado a Google a retirar información personal de un ciudadano, lo que nos lleva a plantearnos si las políticas de privacidad de datos aplicadas por los principales buscadores están dentro de la legalidad vigente o no.

Lo que queda claro es que como ciudadanos tenemos unos derechos y deben hacerse cumplir. Más allá de la efectividad de celebrar un día al respecto, queda claro que la existencia de la Agencia de Protección de Datos se ha mostrado realmente eficaz.

Enlaces: