4 de diciembre de 2007

Estaciones de esquí en el Pirineo Aragonés

Se acerca el puente de la Inmaculada y, con él, la temporada de esquí. Aquellos que tengan un mono insaciable de nieve tienen una buena oportunidad para disfrutar de su deporte favorito durante este largo fin de semana.

Dentro de la oferta que el Pirineo Aragonés ofrece al esquiador, podemos diferenciar dos bloques: las estaciones de esquí que pertenecen al grupo ARAMON y las demás.

ARAMON, Montañas de Aragón, engloba la oferta turística de tres estaciones de esquí en Huesca (Cerler, Formigal y Panticosa) y dos en Teruel (Javalambre y Valdelinares). En total, 258 kilómetros esquiables en más de 200 pistas e itinerarios freeride. Formigal (137 Km.), Cerler (73 Km.) y Panticosa (34 Km.) son las que más kilómetros acumulan del grupo.

La oferta en el Alto Aragón se complementa con las estaciones de Astún y Candanchú, con 39 y 40 Km. de pistas respectivamente.

Pero no sólo de esquí alpino vive el hombre. A las ya nombradas hay que añadir las estaciones de esquí de fondo que también recorren gran parte de nuestro Pirineo: Panticosa, Fanlo, Gabardito, Linza, Lizara, Llanos del Hospital y Pineta disponen de circuitos donde practicar esta modalidad, tanto para principiantes como para esquiadores experimentados.

El estado actual de las estaciones es el siguiente: Cerler y Formigal están abiertas desde el 1 de diciembre; Panticosa abrirá su telecabina para uso turístico durante el puente; Astún y Candanchú permanecen cerradas de momento. De todas formas, conviene estar pendientes de sus páginas web para ver las novedades.

Enlaces: