7 de abril de 2008

Windows Vista ¿Otro fiasco al más puro estilo Windows Me?

Microsoft ha anunciado esta misma semana que no retirará del mercado su "viejo" sistema operativo Windows XP hasta 2010. La insistencia de los usuarios unida al escaso calado que su último producto, Windows Vista, ha tenido -sobre todo en el ámbito empresarial- les han llevado a tomar esta decisión. A todo esto, se une la inminente aparición de un tercer Service Pack para XP, lo que avala la continuidad de este software por una larga temporada y la desconfianza de la propia empresa en el futuro de Windows Vista.

Microsoft, gracias a su bonita costumbre de sacar al mercado sus nuevos sistemas operativos con una cadencia más o menos regular, ya tuvo un batacazo similar con la aparición de su Windows Millenium Edition (Windows Me) allá por el año 2000. Se suponía que iba a ser la revolución y lo único que consiguió fueron críticas y su retirada precipitada del mercado en favor de su antecesor, Windows 98. De aquella versión poco se recuerda, salvo su aplicación para edición de vídeos Windows Movie Maker y el soporte universal Plug and Play, para conectar "en caliente" cualquier periférico al ordenador. Las críticas cosechadas le hicieron merecer el honor de ser el cuarto peor producto tecnológico de todos los tiempos y ser rebautizado como "Mistake Edition".

Los sistemas operativos de Microsoft, desde la versión 1 hasta la Vista

La aparición de Windows XP en 2001 vino a paliar esta ausencia de novedades, siendo el primer sistema operativo para uso doméstico de Microsoft basado en Windows NT, tecnología reservada sólo a sus versiones profesionales, y dejando así de lado el hasta entonces omnipresente MS-DOS.

Pese a las reticencias y errores iniciales, suplidas con dos actualizaciones en forma de Service Packs, XP se adueñó del mercado, aportando interesantes novedades como una nueva interfaz gráfica, el uso eficaz de cuentas de usuarios, aplicaciones de escritorio remoto, conectividad y múltiples medidas de seguridad y mantenimiento, como las actualizaciones automáticas o el cortafuegos integrado.

Y así, después de varios aplazamientos en su presentación, llegamos a finales de 2007, fecha en la que irrumpe en el mercado la última versión del sistema operativo: Windows Vista. De entre sus novedades destacan su nuevo aspecto visual, que incluye Windows Aero y Windows Flip 3D para el manejo de ventanas con miniaturas reales, búsqueda de archivos mejorada, copias de seguridad más fáciles, control parental, Windows Defender integrado, Internet Explorer 7 y un largo etcétera. Pese a ser un sistema operativo mucho más robusto y seguro que los anteriores, sus altísimos requerimientos de hardware, así como la carencia de drivers y programas compatibles, han hecho que su implantación haya sido muchísimo menor de lo que Microsoft esperaba.

La guinda del pastel la puso la revista InfoWord a través de su recogida de firmas para salvar Windows XP, al borde de la extinción al finalizar en junio de 2008 su soporte técnico oficial. Finalmente, esto no será así: Windows XP segirá operativo hasta junio de 2010, aunque sólo se distribuirán nuevas licencias instaladas en los denominados ordenadores de bajo coste, ya que sus características de hardware no soportarían ninguna de las versiones de Vista.

Con una implantación de apenas el 6% de las empresas en Estados Unidos, muchos fabricantes ofreciendo soporte técnico para "retroceder" a XP y la próxima versión del sistema operativo -con el prosaico nombre de Windows 7- ya en desarrollo, el futuro de Vista no resulta muy alentador.

Fuentes: